Publicador de contenidos

Caja de Ingenieros presenta sus perspectivas económicas y financieras para 2021 marcadas por la COVID-19

04.02.2021
Los expertos plantean un horizonte de recuperación económica por el avance de los programas de vacunación en un contexto de políticas económicas heterodoxas con fuerte contenido social, transformación digital, potenciación de la inversión ISR y mayor coordinación global

Caja de Ingenieros tiene previsto crecer en financiación y que el 50% de sus inversiones tenga carácter ISR

Caja de Ingenieros ha presentado su informe sobre perspectivas económicas y financieras globales para 2021 a través de un webinar al que se han inscrito más de 1.000 socios y socias de la Entidad. El acto ha contado con la participación de Joan Cavallé, director general de Caja de Ingenieros, Bas Fransen, director de Mercado de Capitales de Caja de Ingenieros, y Xavier Fàbregas, director de Caja Ingenieros Gestión.

Las perspectivas económicas y financieras globales para 2021 vienen determinadas por un año en que las economías de Europa y el mundo en general se han visto drásticamente impactadas de forma simultánea por la pandemia de la COVID-19, que ha provocado la mayor crisis económica desde la Gran Depresión iniciada en 1929, según el FMI. El amplio informe elaborado por los equipos de Mercado de Capitales y de Caja Ingenieros Gestión presenta las siguientes conclusiones con respecto a lo que podemos esperar en 2021:

  • Partimos de un momento muy complicado y la economía tiene unas claras expectativas de recuperación. Existe un visible horizonte de mejora. Según Bas Fransen, “la crisis es temporal, aunque en función de su duración, impacto y las propias características de cada país, existe el riesgo de que se puedan producir efectos negativos estructurales en cuanto a pérdida de empresas. Y, por lo tanto, capacidad productiva, con consecuencias para la creación de empleo, la demanda interna y, en definitiva, el potencial de crecimiento a medio y largo plazo.”
  • Las políticas económicas están teniendo un contenido social muy relevante. La pandemia nos ha traído un nuevo escenario, muy diferente al estancamiento secular de hace dos años.
  • La nueva “normalidad” financiera está determinando unos tipos de interés ultra bajos o negativos y para un plazo de tiempo más largo del estimado por todos. Esto, unido a la expectativa de aceleración de la inflación, nos lleva a considerar que las bolsas no están en modo burbuja, ya que los fundamentales están en zonas razonables de acuerdo con “la nueva normalidad financiera”.
  • Destaca el relevante papel de la Inversión Socialmente Responsable (ISR). Las empresas con sólidas políticas en cuestiones sociales, ambientales y de gobierno corporativo (ASG) están atrayendo el interés de muchos inversores.
  • Los gobiernos han abandonado la nostalgia de la ortodoxia económica y los inversores tendrán que hacer lo mismo.
  • En cuanto a la evolución de los mercados de renta variable, el inicio de la vacunación es un factor de esperanza puesto que la reducción del riesgo sanitario favorecerá una normalización de la actividad económica que, además, se verá apoyada por los estímulos monetarios y fiscales. Según Xavier Fàbregas “Europa ha sido una de las más afectadas por el coronavirus debido a su estructura productiva, por lo que la reactivación macroeconómica propulsada por el descubrimiento de las vacunas impulsará aquellos sectores de perfil cíclico-industrial (automoción, construcción, turismo, etc.)”.

Caja de Ingenieros es una Entidad cooperativa, cercana, conectada con las personas y con la sociedad, que genera valor compartido para sus socios y socias más allá del componente financiero. La presentación de este informe sobre perspectivas para 2021 se enmarca dentro del programa de apoyo a los socios en sus decisiones financieras y de inversión.

Según Joan Cavallé, “la banca cooperativa prioriza el crecimiento sostenible y el servicio al socio; por eso Caja de Ingenieros tiene la intención de seguir creciendo en 2021 financiando los proyectos de inversión de los socios. Desde el inicio de la pandemia, la Entidad ha apoyado a sus socios y socias ofreciendo soluciones efectivas y de rápida implantación, tanto para colectivos vulnerables como para particulares, profesionales o empresas en cuanto financiación, operativa, liquidez, etc. para mitigar el impacto económico que ha causado esta crisis. La Entidad tiene la capacidad para incrementar el apoyo a sus socios en esta fase aguda del ciclo económico.

El modelo cooperativo del Grupo se materializa, también, en las líneas de actuación de Caja Ingenieros Gestión y Caja Ingenieros Vida y Pensiones, contribuyendo al desarrollo social sostenible. En este sentido, la Entidad promueve la lucha contra el cambio climático a través de la inversión en compañías con las mejores prácticas y se sitúa como referente en finanzas sostenibles e Inversión Socialmente Responsable, habiéndose marcado como objetivo que, como mínimo, el 50% de sus inversiones tengan carácter ISR.

El director general de Caja de Ingenieros explica: “la crisis en la que estamos inmersos está poniendo de manifiesto la necesidad de repensar y proponer modelos socioeconómicos alternativos que incluyan democracia, compromiso social y sostenibilidad. En este sentido, la cooperación es fundamental para mejorar el desarrollo socioeconómico y social hacia una sociedad más equitativa, justa y democrática, para avanzar así hacia un nuevo paradigma que sitúe a las personas en el centro”.

Durante los próximos años el Grupo Caja de Ingenieros continuará implementando su plan estratégico Conecta 2023, a través del que pretende dar respuesta a los nuevos desafíos del sector desde una nueva normalidad económica y desde un horizonte más cooperativo y sostenible.

Visualiza aquí un vídeo en el que Bas Fransen presenta las principales perspectivas económicas.

Visualiza aquí un vídeo en el que Xavier Fàbregas presenta las principales perspectivas financieras.

Aplicaciones anidadas
Botón sala de prensa

Consulta todas las noticias en la Sala de Prensa

Ir Arriba