Publicador de contenidos

The Predictive Company. Premio Ideas Innovadoras 2019

28.10.2019
Conversamos con Natalia Skwarek y Alonzo Romero, dos de los fundadores de The Predictive Company (antigua Benergys), idea ganadora del 2º Premio Ideas Innovadoras.

¿Cómo empezó vuestro proyecto?

Todo nace del programa The Collider de la Mobile World Capital. Ellos buscan proyectos innovadores en las universidades con un fuerte potencial y gente del mundo del business para que juntos creen una start-up. Lo que nos ha unido a todos han sido las ganas de crear una empresa con una base tecnológica muy fuerte y con un impacto bueno en sus clientes y el planeta (a través de optimizar el uso de energía, bajamos el gasto energético y las emisiones de CO2).

¿Cuáles han sido los pasos desde el inicio hasta llegar hasta aquí?

Primero, fue pasar el filtro de The Collider: de los diez proyectos que empezaron, solo tres dieron vida a una empresa.

A partir de aquí, iniciamos la búsqueda de nuestros primeros partners, como Climate-KIC, por nuestro impacto ambiental. Al mismo tiempo, nuestros primeros proyectos pilotos: firmamos dos, uno con el Canódromo de La Sagrera y otro con el ESCO ENERTIKA, que gestiona el parque de edificios de la Politécnica de Madrid. También buscábamos un tercer edificio (tipo oficinas), así que ganar este premio y, además, conseguir nuestro tercer piloto en las oficinas de Caja de Ingenieros ha sido una doble sorpresa.

¿Qué valores quiere transmitir como empresa?

Nuestra solución, aparte de permitir importantes ahorros energéticos (y económicos) a sus usuarios, tiene un impacto ambiental importante, y jugar un papel en la lucha contra el cambio climático nos llena de orgullo. Pero no es solo lo que hacemos, sino también cómo lo hacemos. Estamos mirando la certificación B Corp, ya que creemos en el valor del business como fuerza de bien.

¿Cómo se os presentó la idea de participar en el Premio Ideas Innovadoras? ¿En qué fase se encontraba el proyecto en ese momento?

Estábamos justo en la fase de creación del Business Model y empezando a usar el modelo de negocio Lean Canvas, así que encajaba perfectamente. En nuestra incubadora se mencionó el premio y todos nos inscribimos. El haber sido seleccionados como finalistas nos ha dado la oportunidad de hablar con un experto en Lean Canvas, que nos ha guiado en el camino, y ha sido supermotivador.

¿Cómo describiríais la experiencia de ganar el premio? ¿Cómo valoraríais la oportunidad?

Para nosotros, aparte de la inmensa alegría, ha sido una validación de que vamos por el buen camino y una ayuda importante en una de las fases más difíciles. Pero yo creo que supimos ir más allá del simple premio. El hecho de empezar ahora una colaboración que permitirá a Caja de Ingenieros ser aún más eficiente en sus consumos energéticos es, quizás, el premio más grande.

¿En qué os va a ayudar el premio para avanzar en vuestro proyecto? ¿Cuáles son vuestros retos de cara al futuro?

El foco ahora es cerrar los pilotos lo antes posible para que los usuarios puedan evaluar el impacto que tiene nuestra tecnología. Para nosotros, no es tanto validar la tecnología, ya que los científicos llevan más de 10 años trabajando en ella y la han validado en otros proyectos puntuales con clientes como SEAT, sino nuestro flow operacional, los costes reales, los tiempos de implementación, etc. En definitiva, es tener esos primeros clientes contentos y que hablen bien de nosotros.

Aplicaciones anidadas
Botón noticias fundación

Consulta todas las noticias de la Fundación

Información acerca de las cookies utilizadas

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, personalizar y recoger información estadística durante tu navegación por nuestras páginas. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Obtén más información y conoce cómo cambiar la configuración en nuestra Política de Cookies.

Ir Arriba