Publicador de contenidos

Keycatch, ganadora de la IV Edición del ‘Premio Ideas Innovadoras Isabel P. Trabal’, de la Fundación Caja de Ingenieros

19.07.2021
El concurso, con una dotación económica de 10.000€, impulsa el desarrollo de propuestas emprendedoras, relacionadas con la ciencia, la tecnología, la innovación y la sostenibilidad, con especial interés por los proyectos que abogan por la preservación del medio ambiente

Keycatch ha sido el proyecto ganador la IV edición del Premio Ideas Innovadoras Isabel P. Trabal, organizado por la Fundación Caja de Ingenieros. Con una dotación económica de 10.000€, este concurso tiene el objetivo de apoyar el emprendimiento y contribuir a la transformación de ideas de negocio en empresas reales. El fallo del jurado tuvo lugar el 14 de julio en una reunión presidida por Félix Masjuan, presidente de la Fundación.

Keycatch propone una solución innovadora para la detección y anticipación de patógenos en piscifactorías de manera rápida y autónoma. De este modo se podrá ofrecer una producción segura, sostenible y con una reducción del uso de antibióticos. Consiste en la creación de unos biosensores que utilizan tecnología y células vivas para detectar, de manera continua y precoz, la aparición de patógenos infecciosos en los tanques de los peces. Estos sensores están conectados a una plataforma en la que se recogen los datos y se procesan, y que genera alarmas en el caso de presencia de patógenos de interés.

Más de la mitad del pescado que consumimos viene de piscifactorías. Esto ha hecho que la acuicultura haya ganado mucho peso en los últimos años y lo seguirá haciendo en los próximos.  Esta forma de producción se enfrenta a varios retos, uno de ellos es la aparición de infecciones en los tanques. Este problema provoca una gran mortalidad de peces y causa un 20% de pérdidas productivas, lo que supone 5 billones de euros anuales a nivel mundial. La monitorización en tiempo real hace que Keycatch sea una solución con una gran ventaja competitiva respecto a las opciones actuales, reduciendo costes y mejorando la producción. Además, disminuye el uso de antibióticos y hace que esta industria sea más sostenible.

A través de este premio, la Fundación Caja de Ingenieros impulsa propuestas emprendedoras e innovadoras relacionadas con la ciencia y la tecnología, con especial foco en proyectos de los ámbitos de la ingeniería y que contribuyan a la sostenibilidad y al cuidado del medio ambiente. Todas estas son líneas de actuación en las que se centra la actividad de la Fundación y que se suman a otras áreas de trabajo, como el apoyo a las personas en riesgo de exclusión social y el fomento de actividades de investigación que contribuyan a perfeccionar el mundo laboral y empresarial.

Iñaki Irisarri, coordinador de la Fundación Caja de Ingenieros, explica sobre la convocatoria: “Estamos muy satisfechos con la evolución del Premio ya que el número de candidaturas se va incrementando con cada edición y las ideas recibidas están cada vez más en un estado avanzado de desarrollo y aplicabilidad. Este año hemos recibido 155 propuestas de gran calidad, un alto porcentaje de ellas relacionadas con el cuidado del medio ambiente y la sostenibilidad, temáticas en las que la Fundación Caja de Ingenieros tiene especial interés”.

En una primera fase, el Comité de Selección del premio evaluó la viabilidad de cada proyecto y seleccionó en abril los diez mejores. Estos tuvieron la oportunidad de recibir sesiones de mentoring individuales y en grupo para refinar sus modelos de negocio durante los tres meses siguientes. Tras ese periodo de tiempo, el Comité de Selección analizó la versión definitiva de los modelos de negocio y los hizo llegar al los miembros del Jurado para que eligieran la idea ganadora.

La idea ganadora está liderada por Sira Mogas, doctora investigadora en Synthetic Biology for Biomedical Applications lab y cuenta con el apoyo de Javier Macía, doctor licenciado en física, coordinador docente del grado de Ingeniería Biomédica de la UPF y responsable del Laboratorio de Biología Sintética para Aplicaciones Biomédicas del PRBB (UPF).

Sira Mogas explica sobre el premio: “Las sesiones de mentoring que hemos recibido al ser finalistas nos han ayudado a mejorar nuestro plan de negocio ya suponen un premio para nosotros. Que nuestro proyecto haya sido elegido como ganador nos permitirá impulsar su desarrollo para aportar una solución que mejore la sostenibilidad en el consumo de pescado”.

Aplicaciones anidadas
Botón sala de prensa

Consulta todas las noticias en la Sala de Prensa

Ir Arriba