Publicador de contenidos

El Grupo Caja de Ingenieros aumenta la solvencia en 2019 situándose en una ratio del 15,48%, muy superior a la media sectorial

20.05.2020
Los elevados niveles de solvencia, liquidez y calidad de los activos del Grupo permiten afrontar la crisis de la COVID-19 con una alta capacidad para dar respuesta a las necesidades de los socios, seguir generando impacto social positivo y contribuir a la estabilidad financiera del sector.

El Grupo Caja de Ingenieros ha presentado los resultados anuales de del ejercicio 2019 con un crecimiento de dos dígitos en las principales magnitudes financieras. La Entidad ha registrado unos elevados niveles de solvencia y liquidez que permiten afrontar la crisis de la COVID-19 con una alta capacidad para responder a las necesidades de los socios, contribuir a la estabilidad financiera del sector y seguir generando un impacto social positivo.

La estructura del balance económico del ejercicio 2019 del Grupo Caja de Ingenieros deriva en una solvencia que es comparable a la media de la banca europea. El resultado consolidado del ejercicio antes de impuestos y de dotaciones al Fondo de Educación y Promoción fue 15,1 millones de euros, y la ratio de capital CET1 del 15,48%, superior a la del ejercicio anterior y muy por encima de los requisitos reguladores y de la media del sector en España, que se sitúa en el 12,60%, según datos de AFI (Analistas Financieros Internacionales).

En cuanto a la inversión crediticia, en el ejercicio 2019, la concesión crediticia incrementó un 16% con respecto al ejercicio anterior, con un importe total concedido de 381 millones de euros. Por su parte, el saldo bruto del crédito a la clientela incrementó un 6,1% frente al 5,3% registrado a cierre del 2018. Además, el crédito a empresas consiguió prácticamente el 25% del total de la inversión crediticia de la Entidad, después de incrementarse la demanda en un 21% en 2019.

Asimismo, los indicadores de liquidez conseguidos en 2019 muestran la extraordinaria solidez del Grupo Caja de Ingenieros, con una ratio a corto plazo de 382%, superando notablemente la de 2018, del 276%, mientras que la tasa de liquidez estructural se situó en el 166%, 69 puntos por encima de la media del sector, según AFI, y 9 puntos más con respecto a 2018. En cuanto a la liquidez estable (NSFR), el Grupo también consiguió en 2019 un crecimiento de más de 10 puntos, con una ratio de 165%, lo cual pone de manifiesto la alta capacidad de financiación disponible para hacer frente a un escenario de estrés de liquidez a 1 año.

Además, en 2019 se mantuvo la morosidad a niveles muy reducidos, con una ratio de 2,84% muy por debajo de la media del sector, que se situó en el 4,8%. La ratio de cobertura, a cierre de 31 de diciembre de 2019, se situó en el 47,86% y el 77% de la cartera crediticia dispone de garantías reales. El crecimiento del Grupo también se materializa con el volumen de negocio conseguido, que se situó, a cierre de 2019, en los 7.143 millones de euros con un incremento anual del 15,39%, y con incrementos de dos dígitos en transaccionalidad y volumen de operaciones.

En cuanto a la rentabilidad, el Grupo Caja de Ingenieros se sitúa en una posición consistente de acuerdo con su modelo de negocio, con una fortaleza económica por encima de la media del sector y una estructura de negocio de bajo perfil de riesgo, con un ROE promedio del 7,19% frente al 5,39% de la media del sector. Además, el Grupo obtuvo en 2019 un resultado antes de impuestos de 14,57 millones de euros y un beneficio neto de 12,82 millones de euros.

Cabe destacar que la gestión financiera de 2019 estuvo marcada por la ampliación del capital social de Caja de Ingenieros, por valor de 25 millones de euros, que se completó en noviembre de 2019, con el objetivo de abordar, desde la máxima solvencia, los retos de crecimiento en los ámbitos de las inversiones en tecnología, el incremento de la base de socios, así como aumentar la concesión de crédito a particulares y empresas. Con esta operación, la cooperativa de crédito y servicios financieros y aseguradores pudo disponer de nuevos recursos para el proceso de transformación digital de la Entidad, manteniendo un alto nivel de servicio al socio en todos los canales de atención, además de seguir apostando por el modelo de proximidad y de implantación en el territorio.

Precisamente, la gran inversión tecnológica llevada a cabo por Caja de Ingenieros en el ejercicio anterior, que se pone de manifiesto con el alto nivel de digitalización de los socios (el 69% de los socios son digitales), ha sido clave para adaptarse rápidamente a la “nueva realidad” derivada de la COVID-19, facilitando la interacción con los socios de manera más flexible y ágil, y permitiendo el teletrabajo al 90% del equipo profesional. Otros datos del ejercicio 2019 como el crecimiento en un 72,2% del número de socios que hicieron uso de la Banca Mobile para su operativa financiera, el aumento de un 99% de este tipo de operaciones con respecto a 2018, o el incremento en un 37% de les operaciones a través de canales no presenciales (más de 129 millones que suponen 3.497 millones de euros movilizados) son un reflejo de la apuesta de la Entidad por la digitalización integral, que ha hecho posible un servicio cercano y eficiente a pesar de la distancia social del contexto actual.

Asimismo, el alto compromiso del Grupo en materia de sostenibilidad fue un valor al alza en el ejercicio 2019. La apuesta por seguir impactando positivamente en la sociedad se materializa con una oferta pionera de productos financieros socialmente responsables, de entre los cuales destaca el lanzamiento, en 2019, del CdE ODS Impact ISR, FI, el primer fondo de una gestora nacional vinculado al cumplimento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), o el plan de Pensiones como el Caja de Ingenieros Climate Sustainability, ISR PP, que este año ha obtenido el Morningstar Spain Fund Awards 2020.

El contexto de la COVID-19 ha evidenciado que la sostenibilidad es un valor aún más clave para afrontar el contexto actual y avanzar hacia la “nueva realidad”. En tiempos de fuerte volatilidad de los mercados, la Inversión Socialmente Responsable (ISR) se ha comportado mejor que la inversión tradicional a lo largo de los últimos 3, 5 y 7 años y, de hecho, los fondos de inversión y planes de pensiones del Grupo Caja de Ingenieros han obtenido calificaciones récord según el rating europeo Morningstar, con una lluvia de estrellas en las diferentes categorías de clasificación.

COVID-19

Precisamente, tanto la actividad desarrollada por el Grupo Caja de Ingenieros como los resultados económicos conseguidos en 2019 en cuanto a la liquidez, la solidez y la calidad de los activos, permiten a la Entidad abordar las incertidumbres del contexto económico actual y gestionar con gran fortaleza los impactos derivados de la actual crisis.

Y es que, a pesar de que la situación generada por la COVID-19 representa todo un reto para los ingresos y balances bancarios de todo el sector, para Caja de Ingenieros, el ejercicio 2020 no se focaliza en los resultados económicos, en términos de beneficio neto o ROE, sino que la prioridad del Grupo está siendo y será permanecer al lado de los socios para afrontar de la mejor manera la situación, con soluciones de liquidez, financiación, operativa, inversión, o seguros, ya sea de forma presencial, a través de las oficinas o a distancia, a través de los canales digitales, reforzando aún más el modelo cooperativo que caracteriza el Grupo.

Desde el 1 de abril, para hacer frente a la crisis global generada por la pandemia del coronavirus, el Grupo Caja de Ingenieros ha puesto en marcha un paquete de acciones para mitigar el impacto económico y ofrecer a sus socios y socias soluciones efectivas y de implantación rápida para cubrir sus necesidades financieras y aseguradoras.

La Entidad ha implementado todas las iniciativas públicas de financiación con aval, así como la moratoria hipotecaria -con la ampliación a 12 meses subscribiendo la moratoria sectorial- y la moratoria por préstamos al consumo, y ha aplicado mejoras en productos y servicios. Se trata de medidas dirigidas a particulares, profesionales, autónomos, empresas y colectivos vulnerables, con el objetivo de dar apoyo a sus socios y socias en momentos difíciles como los actuales:

Medidas para Particulares y Familias:

  • Ampliación del límite de tarjetas de crédito para hacer frente a posibles imprevistos.
  • Financiación a tipo de interés 0% sobre las compras con pago aplazado a 3 y 6 meses efectuados con tarjeta de crédito para particulares y profesionales.
  • Reducción de los tipos de interés del resto de pagos aplazados en las compras con fraccionamiento con tarjeta de crédito.
  • Ampliación del límite de pago con contactless sin necesidad de código PIN.
  • Mejoras en el importe y plazo de devolución del Anticipo Nómina.
  • Aplicación de la moratoria hipotecaria para los colectivos más vulnerables con la ampliación de hasta 12 meses -en adhesión a la moratoria sectorial de UNACC- y moratoria por préstamos al consumo.
  • Anticipo del pago de la prestación por desempleo y de la pensión de la Seguridad Social.

Profesionales y empresas

  • Exención del pago de la comisión de TPV a los comercios afectados por el Estado de Alarma.
  • Adhesión a las líneas de financiación con garantía pública ICO, Avalis, Avalmadrid, ISBA i ElKargi para dar financiación a autónomos y empresas a los diferentes territorios con presencia del Grupo Caja de Ingenieros.

Además, a través de Caja Ingenieros Vida y Pensiones, el grupo cooperativo de crédito se ha sumado a la iniciativa impulsada por la patronal del sector asegurador UNESPA de creación de un fondo solidario con el objetivo de proteger a más de 700.000 profesionales sanitarios que luchan por a contener la pandemia del coronavirus en España. La póliza colectiva, de 37 millones de euros, la más grande suscrita hasta ahora en España, cubre la defunción por causa directa de la COVID-19 de los sanitarios, así como un subsidio para aquellos que resulten hospitalizados.

En la misma línea, la Fundación Caja de Ingenieros lanzó a finales de marzo una campaña de recaudación de fondos para dotar de material sanitario para la prevención y seguridad de los de 8.200 voluntarios de Cruz Roja que están colaborando activamente durante la emergencia sanitaria. La acción forma parte del Plan Cruz Roja RESPONDE frente a la COVID-19 activado por Cruz Roja.

En el contexto de la COVID-19, y teniendo en cuenta el contexto de disrupción financiera, los ámbitos de actuación prioritarios son, por un lado, la seguridad, en todas las esferas (personal, profesional, sistemas, ciberriesgos y operacional), con el objetivo de mantener la continuidad del negocio en todo momento y garantizar un desarrollo de la actividad del Grupo); la proximidad a los socios, que se intensifica a través del despliegue de los servicios digitales a través de Banca Online y Banca Móvil así como de la gerencia de cuentas Agile; el marco de apetencia al riesgo, que se adecúa excepcionalmente según los niveles de actividad económica e impactos en las necesidades de financiación de los socios; y la solvencia, de manera que se preserva como garantía de continuidad y se ajusta en línea con indicaciones de les autoridades reguladoras i supervisoras.

Según el Presidente del Grupo Caja de Ingenieros, Josep Oriol Sala, “El Grupo cerró el ejercicio 2019 con unas cifras que demuestran el buen trabajo que estamos llevando a cabo y que consolidan nuestro modelo cooperativo, sostenible y de vocación de servicio al socio y a la sociedad. Creemos que las claves de nuestro modelo son tres: el esfuerzo por la digitalización; vocación por el socio y la apuesta constante por la sostenibilidad como pilar transversal a todo el grupo, además de los proyectos de la Fundación y de los productos financieros. En 2020 continuaremos trabajando en esta línea y afrontado los nuevos retos que nos plantea el contexto, que en estos momentos viene marcado por los efectos de la COVID-19, que está afectando y afectará la sociedad y la economía en diferentes niveles, pero que podemos abordar gracias a la gran solidez financiera conseguida en 2019, respetando siempre nuestra premisa de ‘el socio, nuestra razón de ser’”.

Según el Director General de Caja de Ingenieros, Joan Cavallé, “además de ser una Entidad cercana, comprometida y responsable, somos una Entidad ambiciosa, solvente, que persigue, en el día a día, unificar los objetivos financieros con la responsabilidad hacia la sociedad y los socios”. Ante la crisis económica y social derivada de la COVID-19, Cavallé pone énfasis en los elevados niveles de solvencia, liquidez y calidad de los activos que mantiene el Grupo permitirán afrontar la crisis con resiliencia y con una alta capacidad para dar respuesta a las necesidades de los socios, seguir generando impacto social positivo, contribuir a reservar la estabilidad financiera del conjunto del sector y avanzar en la transformación del Grupo Caja de Ingenieros hacia la “nueva realidad”; en un contexto de disrupción financiera, de cambio de paradigma social y económico, con un claro horizonte más cooperativo y sostenible”. Y añade: “La crisis de la COVID-19 evidencia que la gobernanza sólida, la atención al impacto social positivo y la sostenibilidad son palancas fundamentales para hacer una recuperación más inclusiva, más justa y cooperativa”.

Resultados financieros 2019

Entre los principales indicadores destacan:

  • Socios: 204.112, un 8,91% más
  • Crédito a los socios (bruto): 1.800 millones de euros, un 6,06% más
  • Volumen de negocio: 7.143 millones, un 15,39% más
  • Beneficio neto: 12,82 millones de euros
  • Ratio de capital CET1: 15,48% frente al 12,60% de media del sector
  • ROE promedio del 7,19% frente al 5,39% de media del sector
  • Ratio de eficiencia: 69,67%
  • Ratio de morosidad: 2,84%
  • Ratio de Apalancamiento del 5,16%
  • LCR: 382%. Requisito regulador 100%. Basilea III
  • NSFR: 165%. Requisito regulador 100%. Basilea III

 

El valor de la base social

En el conjunto del ejercicio, la Entidad ha sumado 16.702 socios (un 8,91% más) hasta conseguir la cifra de los 204.112 socios, manteniendo así el constante crecimiento de la base social cooperativa gracias a la calidad del servicio al socio y a la potenciación de un modelo de banca de proximidad a través de la omnicanalidad y las herramientas digitales. Según el ranking NPS (Net Promoter Score), el índice de recomendación ha sido del 49,9%, muy superior a la media del sector financiero (4%). El índice que mide la satisfacción de los socios se ha situado en el 8,23, en línea con las cifras obtenidas en los últimos años, y por encima de la media del sector.

Proximidad a los socios

El Grupo Caja de Ingenieros mantiene sus planes de apertura de nuevas oficinas en vista del notorio crecimiento que experimenta su base social. Después de la apertura de dos nuevas oficinas durante el año 2019, la Entidad cuenta ya con un total de 32 oficinas – 23 tradicionales, 9 AVANT. Además, Caja de Ingenieros ha puesto en marcha un nuevo espacio de trabajo el “Agile Center”, con el que la Entidad da asesoramiento integral personalizado a través de Gerentes de Cuentas especialistas, los “Gerentes Agile” y que combinan el uso de herramientas digitales con la proximidad al socio siempre que este lo requiera, evolucionando así el modelo clásico de atención presencial en las oficinas.

Gestión de activos

Caja de Ingenieros Gestión ha cerrado el ejercicio 2019 como la tercera gestora nacional en activos bajo gestión ISR. Además, mantiene un patrimonio gestionado de 694 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 23% respecto al ejercicio anterior y un crecimiento del 7,9% en número de partícipes de fondos.

La entidad gestora de los fondos de inversión del Grupo Caja de Ingenieros mantiene su clara vocación por la inversión socialmente responsable. En este sentido, en el ejercicio 2019, se lanzó el primer vehículo de inversión colectiva con impacto en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el CdE ODS Impact ISR, FI. Con este fondo, casi el 40% de los activos bajo gestión de la Gestora tiene la etiqueta ISR y hasta 7 fondos cuentan con la máxima calificación en sostenibilidad por la agencia de calificación Morningstar.

El CdE ODS Impact ISR, FI selecciona aquellas compañías que no solamente practican una gestión responsable, sino que también sean innovadoras en su sector y propicien el cambio del actual modelo económico hacia otro más sostenible y responsable. Además, se valora especialmente el impacto que genera la actividad económica de estas empresas en la sociedad y el medio ambiente.

Así, por segundo año consecutivo, Caja de Ingenieros Gestión ha conseguido la máxima calificación en Estrategia y Gobernanza por la organización PRI (Principios de inversión responsable promovidos por Naciones Unidas). Entre otros reconocimientos, el CI Iberian Equity, FI ha obtenido en 2019, por octavo año consecutivo, 4 Estrellas Morningstar, mientras que el CI Environment ISR, FI se ha situado como el fondo de renta variable mixta más rentable de 2019 según Inverco. Por su parte, el Fonengin ISR, FI y CI Environment ISR, FI mantienen, un año más, la certificación AENOR como productos financieros socialmente responsables.

Seguros y pensiones

Entre los principales resultados obtenidos por Caja Ingenieros Vida y Pensiones, destaca el patrimonio bajo gestión en seguros de vida ahorro y planes de pensiones, que ha incrementado un 24% respecto al ejercicio anterior y se sitúa en los 559 millones de euros. Asimismo, en 2019 también ha registrado un incremento del 15% del número de partícipes de planes de pensiones. La aseguradora se ha situado en 2019 como la tercera más rentable según Inverco.

En 2019, y en línea con el impulso de las estrategias de inversión socialmente responsable, el patrimonio en planes de pensiones gestionados bajo estrategias ISR alcanza prácticamente los 100 millones de euros y ya representa casi el 35% del total del patrimonio gestionado.

El modelo de gestión de Caja de Ingenieros Vida y Pensiones ha sido reconocido con el Premio Morningstar Spain Fund Awards 2020 por el CE Climate Sustainability ISR, PP, en la categoría de Mejor Plan de Pensiones Mixto. Este plan, que invierte el 50% de su patrimonio en renta variable, y el 50% restante, en renta fija, se caracteriza por invertir en compañías seleccionadas en base a criterios de Inversión Socialmente Responsable (ISR), con especial énfasis en el respeto por el medio ambiente y el cumplimento de los objetivos del COP21 en materia de emisiones de efecto invernadero.

Por lo que respecta a Caja de Ingenieros Banca seguros, el crecimiento en primas ha sido relevante y registra un incremento del 11,5% respecto al ejercicio anterior, además de un aumento en el número de pólizas de riesgo intermediadas del 6,1%.

La aportación de la Fundación Caja de Ingenieros

La Fundación Caja de Ingenieros, una entidad de carácter privado y sin ánimo de lucro nacida en 2011, canaliza todo el compromiso social de la entidad hacia la sociedad, a través de 3 líneas de actuación. Así, la Fundación fomenta acciones que promueven la sostenibilidad y la protección del medio ambiente; pone en marcha iniciativas para dar soporte a la integración laboral y social de los colectivos vulnerables y/o afectados por la actual situación económica; e impulsa la formación académica, la ingeniería y la generación de conocimiento.

La Fundación Caja de Ingenieros ha impulsado durante el ejercicio 2019 el proyecto del Observatorio de la Ingeniería Española, el estudio de más envergadura previsto en España sobre este sector hasta la fecha, con el objetivo de conocer la situación de la ingeniería en nuestro país, sus necesidades y proyección. Para el desarrollo del informe, que está previsto se presente en 2021, se ha conseguido la implicación de las cuatro universidades politécnicas españolas, de la Universidad de Deusto y de las principales instituciones, entidades y colegios profesionales, así como del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y de la Dirección General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa, consiguiendo representar así a más de 300. 000 profesionales o estudiantes de ingeniería.

Además, para premiar el talento y la excelencia de propuestas emprendedoras e innovadoras relacionadas con la ciencia, la tecnología, y la sostenibilidad, la Fundación Caja de Ingenieros impulsa dos premios. Por un lado, el Premio Emprendimiento, que en 2019 celebró su séptima edición y que acumula más de 100.000 euros en premios desde su creación; y, por otro lado, los Premios Ideas Innovadoras Isabel P. Trabal, al que ya se han presentado más de 250 candidaturas desde sus inicios.

Desde su creación en 2011 la Fundación Caja de Ingenieros ha realizado 480 proyectos de acción social y más de 3.500 personas se han beneficiado de becas de estudio y formación gracias a las diferentes alianzas impulsadas. Más concretamente, en los últimos 4 años, la Fundación ha destinado 2 millones de euros en inversión social para proyectos y alianzas. En 2019, el retorno del impacto social de la inversión realizada por la Fundación se ha situado en una ratio del 3,8, lo que significa que por cada euro invertido ha multiplicado por 3,8% su valor.

Aplicaciones anidadas
Botón sala de prensa

Consulta todas las noticias en la Sala de Prensa

Información acerca de las cookies utilizadas

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, personalizar y recoger información estadística durante tu navegación por nuestras páginas. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Obtén más información y conoce cómo cambiar la configuración en nuestra Política de Cookies.

Ir Arriba